Hot Topics
  • No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios.
    Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Mateo 11:28
    Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán. Marcos 11:24
  • 1  La Biblia

    ¿Quién escribió la Biblia?
    La Biblia es la Palabra de Dios; Él es su autor. En 2 Timoteo 3.16 dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios”.

    Ciertos hombres pusieron por escrito las palabras que Dios ordenó que escribiesen. Leemos en 2 Pedro 1.21: “Nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”. A veces la Biblia se llama “las Escrituras”. En el Nuevo Testamento, Mateo, Marcos, Lucas y Juan escribieron los cuatro libros llamados los Evangelios. Pablo escribió el mayor número de libros. Santiago, Pedro y Judas (hermano de Jacobo) son los otros tres autores humanos. Eran apenas instrumentos usados por Dios, inspirados en el sentido que Él les reveló la verdad y les dirigió en comunicarla a nosotros. Además, la Biblia es la única obra escrita que es de plena inspiración divina. Apocalipsis 22.18,19, al final de la Biblia, nos advierte de las consecuencias de añadir o quitar de ella. Por esto sabemos que ningún hombre ha hablado después con la BET-EL Número 104 1998 Bet-el: “la casa de Dios” En Bet-el le halló, y allí habló con nosotros”. Oseas 12:4 2 aprobación de Dios para ampliar o cambiar lo que la Biblia dice. Ella es la única autoridad en los asuntos espirituales. ¿Cuántas Biblias hay? una sola. Básicamente no hay diferencia en las traducciones de la Biblia usadas por los católico romanos y las que usan los evangélicos. Las Escrituras originales fueron redactadas casi de un todo en hebreo (el Antiguo Testamento) y griego (el Nuevo Testamento). En las distintas traducciones al español, los traductores emplean algunas voces diferentes, pero, si han hecho bien su labor, el sentido debe ser el mismo. Algunas de estas “versiones” son más fieles que otras. Muchas ediciones aprobadas por la iglesia romana, y algunas no católicas, tienen notas en el margen o al pie de la página. Son pensamientos humanos y no forman parte de la revelación divina; por lo tanto, pueden ser buenos y útiles, o pueden ser falsos. ¿Qué es el gran tema de la Biblia? La Biblia contiene toda la revelación divina que es necesaria para la salvación del ser humano. Su tema principal es Jesucristo y su obra salvadora. Juan 20.31 dice: “Se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo… y creyendo, tengáis vida en su nombre”. 1 Juan 5.13 dice: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna”. ¿Qué es el contenido de la Biblia? La Biblia se compone del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento fue escrito siglos antes del nacimiento del Señor Jesucristo. Este relata cómo Dios creó el universo, y la historia del mundo antiguo. Contiene también los Salmos y los escritos proféticos acerca del Mesías llamado el Cristo. Dios usó a unos treinta autores para escribir sus treinta y siete secciones o “libros”. Jesús mismo no escribió trozo alguno con su propia mano, pero utilizó a sus apóstoles para que escribiesen después de su muerte. Los Evangelios tratan de la vida, pasión y muerte de Jesús; los Hechos de los Apóstoles relatan el principio de la Iglesia verdadera; las Epístolas enseñan sobre la vida cristiana; y, el Apocalipsis anuncia acontecimientos futuros. En los veintisiete “libros” del Nuevo Testamento leemos del cumplimiento de muchas profecías expresadas en el Antiguo Testamento. ¿Por qué leer la Biblia? Siendo la Biblia la revelación o explicación que Dios nos da de sí mismo y de su Hijo, debemos leer el libro con interés. Además, nos incumbe estudiarlo. Hechos 17.11 dice que los hombres de cierta ciudad eran nobles porque examinaron cada día las Escrituras para ver si era verdad lo que les fue enseñado por otros. Jesús dijo: “Escudriñad las Escrituras… ellas son las que dan testimonio de mí”, Juan 5.39. Hoy día hay muchas opiniones acerca de las cosas de Dios, y cada persona está en el deber de comprobar su creencia a la luz de la misma Palabra de Dios. El apóstol Pablo le recordó a Timoteo: “Las Sagradas Escrituras… te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”, 2 Timoteo 3.15. 3 Así que, no ha de considerarse la Biblia como apenas  un texto de ciencia, historia o filosofía. Leámosla con reverencia, buscando la verdad con corazón sincero. Dios no engaña; Él quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad, como dice 1 Timoteo 2.4. 

    Be the first to comment on "1  La Biblia"

    Leave a comment

    Your email address will not be published.


    *